lunes, 17 de abril de 2017

NUESTRA CASA EN EL ÁRBOL

Título: Nuestra casa en el árbol
Autora: Lea Vélez
Nº páginas: 400
Editorial: Destino



Tras la muerte de su marido, Ana decide que la vida de ciudad, las mil extraescolares, los problemas educativos, los infinitos deberes repetitivos y la dislexia galopante de su hijo mayor son demasiado para ella. No puede más. No tiene tiempo para vivir del modo que el sistema le impone y a la vez estar con sus niños. Entendiendo que ella es la mejor «profesora de extraescolar» para ellos, decide romper con todo. Escapa de un mundo derruido y lleno de dolor, vende todo lo que la ata a Madrid y se marcha  al sur de Inglaterra, al hostal inglés que su marido le dejó en herencia.
Allí, en Hamble-le-Rice, un bucólico pueblo de pedernal junto a la desembocadura del río Hamble, Ana crea un mundo de humor, un entorno irreverente y liberal, en una antigua escuela de carpintería situada en el borde mismo del agua.
Sus hijos, Michael, Richard y María, gracias a su vida en plena libertad, extraerán de sus aventuras y experiencias personales sus propias vocaciones y destinos, demostrando que la excelencia puede alcanzarse a través de la sencillez, sin sacrificar la infancia en favor del futuro.


No me va a ser fácil hablaros de este libro porque he tenido muchos sentimientos encontrados leyéndolo. Lo primero que cada vez me queda más claro y he confirmado leyendo este libro es que no hay que juzgar jamás la forma de educar de un padre o una madre. No es tarea fácil educar a los hijos, y menos si añades circunstancias diversas (una de ellas por ejemplo la del libro, una madre viuda) y un mundo un poco bastante cruel. Cada uno hace lo que cree que es bueno y de la mejor manera, y nunca deberíamos meternos porque seguro que a nosotros tampoco nos gusta que nos digan cómo tenemos que hacer las cosas.

En esta historia tenemos a tres niños bastante peculiares, sobre todo por su forma de ser, claros y directos pero con todo el amor del mundo, todo el amor que les da una madre que intenta hacer todo lo que tiene en su mano por educarlos de la manera en la que a ella le parece la más correcta. Porque esta obra también es una crítica al sistema educativo que intenta convertir niños en robots y prepara para que sean adultos cuadriculados que hacen las cosas por inercia. Obviamente leyendo la historia da por pensar mucho. No puedo hablar en exceso porque no soy madre y las cosas han cambiado mucho desde que estudié (a ver no soy tan  mayor, pero si que ha cambiado la forma de enseñar), pero a través de mi profesión puedo ver ciertas cosas y si considero que quizá algunas deberían cambiar. No creo necesario tantos deberes y tanto machaque con estudiar y si que estoy de acuerdo con el libro en que se debería potenciar más la imaginación de lo niños que su capacidad de aguantar órdenes y trabajos que hacer. Pero la verdad que he intentado leer el libro desde otra perspectiva, desde la de una historia con unos niños que enamoran y que hacen que el mundo de su alrededor sea mejor con solo dar todo el cariño que no pudieron darle a su padre pero que no guardan enquistado, sale libre y puro. Y ya sé que la autora con esto si quiere que el lector reflexione sobre todo lo que comentamos antes, pero creo que no me toca a mi juzgar eso porque ni soy madre ni soy profesora, soy lectora y quise disfrutar de la historia.

Richard, Michael y María son niños que han pasado por varias dificultades a su corta edad, una de ellas es la ausencia de un padre que les dejó muy pronto y con muchas preguntas, y otra es la falta de adaptación al colegio o del colegio a ellos. Son niños que no se interesan por pintar ni repetir hasta la saciedad frases que les manda la profesora del colegio, ellos prefieren hacerse preguntas más trascendentales como ¿de qué están hechos los agujeros negros? ¿por qué el sol arde si el fuego necesita oxígeno y en el espacio no hay? y tienen la suerte de tener una madre que considera más importante trabajar con ellos sus inquietudes que meterlos en la masa de gente que sigue la corriente y apunta a sus hijos a todo tipo de extraescolares sin preguntarse ni siquiera si eso gustará al niño, la mayoría de las veces única y exclusivamente por deseos frustrados en el pasado. Viendo que en el colegio sus hijos sufren y ella también, decide que lo mejor es mudarse a la casa de su marido en Hamble-Le-Rice y comenzar una nueva vida. Cuando llegan la madre decide construirles una casa en el árbol y aquí comenzarán las aventuras inglesas de los tres pequeños.

La forma de narrar del libro  me ha parecido bastante original, aunque fue casi hacia el final cuando entendí realmente el por qué de la estructura. El hilo conductor es la historia de los tres hermanos ya adultos viajando a su casa de la infancia para reunirse con su madre en un funeral (descubriremos de quién es el funeral más adelante cuando ya hayamos conocido en profundidad a los personajes). Mientras viajan van a ir leyendo los cuadernos de su madre de esa época y las notas que tomo Richard y con ello iremos descubriendo el pasado poco a poco. La parte que no entendía muy bien es que a veces sentía que no estaban hiladas las historias, pero lógicamente son retazos de recuerdos y nuestros recuerdos suelen ser caóticos y en este libro tenemos fragmentos de la vida de los niños y su madre que nos harán comprender por todo lo que pasaron, que a la vez los convirtió en quien son ahora.

Me ha gustado mucho la manera de crear a los personajes, casi podía sentir que eran reales y me han acompañado durante una semana haciéndome revivir todas las peripecias y representaciones reales de los pequeños. Ha habido historias de amor, de desamor, de dolor, una casa construida poco a poco (como una vida), hasta un misterio por resolver que nos deja alucinados al final. Creo que tiene de todo el libro y que al que lo lea no lo dejará indiferente.

Es la primera vez con la autora pero me gustaría leer algo más suyo, aunque en la siguiente ocasión ya me gustaría algo con más ficción y menos basado en sus experiencias personales.


4 comentarios:

  1. Qué bien que te haya gustado tanto, tomo nota de la autora. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Me alegra qeu lo hayas disfrutado aunque esta vez no termina de llamarme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Este libro no entra en mis planes de lectura, lo dejo pasar por el momento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me gustaria leer este libro.. es especial por lo que te leo. Le daria una oportunidad

    ResponderEliminar