sábado, 7 de febrero de 2015

TODA LA VERDAD SOBRE LAS MENTIRAS





Recuerdo las cosas más curiosas de mi infancia a principios de los ochenta. No me preguntes por los afluentes más importantes de la Península, ni por las ecuaciones de segundo grado, ni por las Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique. En cambio, recuerdo el intenso sabor del ColaJet de limón, la rugosidad de las costras en mis rodillas, la barriga de John Wayne en los westerns de Primera Sesión, la ansiedad por conseguir chapas que no estuvieran dobladas o la alegría de ver a Santillana marcar un gol. Recuerdo la manera exacta en que el aliento de mi padre olía a Soberano; y la frase favorita de mi madre: "¿Te crees que soy el bancospaña?". Recuerdo que la felicidad era el primer mordisco del dónut en el recreo de las once. Quizá recuerdo todas esas cosas porque están entrelazadas con el momento en el que descubrí por fin toda la verdad sobre las mentiras de mi familia. Yo debía de tener once años, o quizá diez, o quizá doce, el día en que papá vendó teatralmente los ojos de mamá con un paño de cocina y la condujo a ciegas al salón


Gracias a Plaza&Janes por el ejemplar del libro.

El hilo conductor de esta novela es la historia de un niño en la época de los 80. Nuestro protagonista tiene unos 10-12 años, no lo aclara muy bien, y su nombre lo sabemos muy al final del libro (no os lo pongo porque si el autor prefiere revelarlo más tarde no seré yo quien os lo diga jaja), y nos va narrando el día a día en su casa, en el colegio, en el pueblo de sus abuelos..

Comienza todo cuando su padre trae a casa una tele nueva a color, una cosa inusual que llena de entusiasmo a nuestro niño y a su hermano pequeño Miguel, y a partir de aquí iremos conociendo mejor a toda la familia. La madre Marta, el padre Angle, los abuelos, la tía Ana y sus novios, Iván su mejor amigo...

Es una maravilla la manera en que está narrado, porque la manera de escribir del autor, unido a todos los recuerdos que van viniendo de nuestra infancia hacen que te transportes al pasado de golpe. Puede que mi infancia transcurriera en los 90 y no en los 80, pero casi todo era igual. Las meriendas de fuagrás (escrito tal cual jaja), jugar a las canicas y la peonza, la rivalidad infantil en el colegio, las historias que inventa el protagonista para impresionar a sus amigos,etc.

Está plagado de frases que todos hemos oído en boca de nuestras madres, a mí la que más me ha gustado y la que más he oído que me decían mi madre y mis abuelas era "¿qué te han dado para comer, lengua?", cuando la leí no podía parar de reír al acordarme de todas las veces que me lo han dicho.

Puede parecer que el libro se queda ahí, en recordar nuestra infancia a través de un niño que nos la narra, pero nada más lejos de la realidad, según va avanzando las cosas cambian un poquito en el núcleo de la familia del protagonista, se van haciendo complicadas, y cuesta entenderlo un poquito porque al fin y al cabo nos lo cuenta un niño de 10 años que no termina de enterarse del todo de qué pasa en su casa. Pero cuando descubra la realidad será algo durillo (y hasta aquí puedo contar).

Para mí sin duda mi personaje favorito es Marta, la madre, y lo entenderéis si lo leéis, me parece la mujer modelo, una madre que lleva su casa adelante y educa a sus hijos a la perfección. Y el protagonista me ha despertado ternura porque se lo que es ser hermano mayor y los celos y envidias hacia el pequeño, se pasa mal y el lo refleja muy bien.

Un libro que disfrutarás mucho si viviste tu infancia entre los 80 y los 90, que te hará revivir frases, juegos, series, canciones y todo lo que nos rodeó en esos años tan felices.







13 comentarios:

  1. Me interesa mucho, muchísimo, así que me tengo que poner las pilas a tope y conseguirlo ;)
    ¡Gracias por la reseña, un beso!

    ResponderEliminar
  2. Como le decía a Marga, me gustan mucho los libros con visión desde el niño.. espero leerlo pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No paro de verlo por todos lados y ya me ha picado la curiosidad. ¡Tendré que hacerme con él!

    ResponderEliminar
  4. "Coplas a la muerte de su padre" de Jorge Manrique - qué recuerdos! Me parece genial el libro.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Caerá tarde o temprano, que estoy segura que lo voy a disfrutar mucho por los recuerdos que me va a traer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo soy del 90 jojojo Lo tendré en cuenta. Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. No me apetece mucho ahora pero no lo descarto en otra ocasión. Besosss

    ResponderEliminar
  8. Jo qué buena pinta tiene! Me le apunto :)
    Muaaac!

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía; me alegra que te haya gustado :P

    Besooooos ^^

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa!
    Pinta bien, pero lo dejo pasar. Besotes

    ResponderEliminar
  11. ME ha encantado el libro y coincido 100% con tu reseña. Besitos

    ResponderEliminar